<< BACK TO RESULTS

Related Tags: merengue,

Orígenes del merengue urbano o de calle


8/26/07
Lo que hoy es un género musical que se conoce como mambo urbano o merengue “de calle” no surgió de la noche a la mañana, todo lo contrario. Es una expresión artística que ha ido tomando forma desde hace dos décadas.
 
De hecho, para identificar orígenes habría que trasladarse a algunos merengues popularizados en los años 70 y 80 por  Johnny Ventura, Wilfrido Vargas, Jossie Esteban, Aramis Camilo, Los Rosario, entre muchos otros exponentes que surgieron previo al fenómeno socio-musical que fue La Coco Band.

Ya que se está manifestando la incidencia del mambo urbano, e incluso ya se habla que tiene hasta  “padres” y “reyes”, oportuno es que intentemos describir un poco los orígenes.

Para algunos mamberos, en Los Alcarrizos está la cuna del merengue de calle. El pasado 17 de febrero en esa populosa comunidad se celebró su 23º aniversario.
 
Aunque algunos exponentes del estilo han reconocido la influencia de Pochy Familia y La Coco Band.

Ciertamente, algunas de las características de sus temas estrenados a principios de los 90 como “La faldita”, “Qué calor”, fueron determinantes en lo que derivó luego el estilo urbano.

ANTECEDENTES. Esos rasgos son señalados por Rafael Solano en el libro El merengue: música y baile de la República Dominicana: “Tiempos a velocidad inalcanzable”, “abundancia de coros breves y cambiantes, y “profusión de <>…”. Al igual que la estrechez melódica y armónica, el estilo vocal, su temática y forma, que son propiedades evidentes en el “mambo” actual.

A partir de la popularidad de La Coco Band y luego de La Rocka Banda, surgen agrupaciones que comienzan a darle mayor importancia a la sección más bailable del merengue, que es la del mambo, y con esto, a nombrar insistentemente en sus versos el término “mambo”.

Peña Suazo y La Banda Gorda utilizaba frecuentemente el término mambo en temas como “El rey del mambo” y “Ven que tengo mambo”; Raúl Acosta de Oro Sólido invitaba “al mambo” y anunciaba “y sigue el mambo” como un pregón en sus merengues, convirtiéndose en una manía en las orquestas de mediados de la década del noventa.

Desde el año de 1994 agrupaciones surgidas de la diáspora en Estados Unidos como Oro Sólido, Manikomio y Soberbia, crearon como diferencia la tendencia de poca letra y mucho mambo, compuesto con sonidos electrónicos en los metales.
 
Para finales del siglo XX, este merengue trasnacional o “desterritorializado”, logró ganarse  un público considerable en Santo Domingo, lo que acrecentó el número de agrupaciones urbanas que abrazaron este estilo musical como fue el caso de  Tulile, Mala Fe y Tamarindo, entre muchos otros más.
 
Materia prima de barrios
 
En el 2001 se publica el álbum Carnaval dominicano Vol.I, en el que se incluye un tema interpretado por Los Reyes del Carnaval, con el que se comienza a definir el estilo de merengue de calle que incluía redoblante, bombo, cornetas, surgido en el barrio Villa Francisca, y cultivado por Alí Banda y Jacubanda.

Este estilo dio paso al mambo de barrio, donde surgen agrupaciones que continuaron explorando estos ritmos.
 
Entre los tipos de mambos más reconocibles se puede citar uno más análogo, que se interpreta con los instrumentos establecidos en las tradicionales orquestas de merengue, y uno básicamente electrónico (beat), que parte de la secuencia histórica: La Coco Band, merengue creado en Nueva York y el hip hop local. En la actualidad, el trabajo de los DJ’s es vital en las agrupaciones del merengue beat: Moreno Negrón ha abanderado este estilo con temas como “Ye’s Ye’s Ya’ll” y “Como tu baile shake”, producidos por DJ Sticky.


Autor: Rossy Díaz
Source Website: elcaribecdn.com
ALL PICTURES / FOTOS