<< BACK TO RESULTS

Related Tags: aventura, bachata,

La desventura de Anthony Santos


12/10/07
No todo lo que brilla detrás de Aventura es oro. A su líder, Anthony Santos o como se hace llamar, Romeo, se le ha subido la fama a la cabeza o más bien el ego. No concede entrevistas y el séquito de personas que lo rodean le temen.

Su casa discográfica, Premium Latin Music, la cual en los últimos años se ha embolsado miles y miles de dólares con los discos de los ‘King of kings de la bachata’, mantienen una declarada guerra con el artista. En su gira a España, un vocero de dicha compañía, que más bien es una figura decorativa llamada Alexis Gómez, programa entrevistas que después no se cumplen. Lo peor es que no tiene el suficiente carácter para decir no. Simplemente le baila el indio a todos y luego huye a refugiarse en la habitación de su hotel como un conejo asustado.

Varios medios de comunicación que quisieron entrevistar a Anthony cruzaron llamadas con su representante en Europa, Fidel Albial, con miembros de su equipo musical, con empresarios que han trabajado con él, y casi todos declararon que no había ningún problema, que la entrevista era un hecho, pero no fue así.

De acuerdo con allegados al bachatero, éste está en un punto en el que todo le da igual, en el que percibe que el mundo le pertenece y en el que mira a todos por encima del hombro. Su ego es tal que exigió en las últimas horas a los organizadores de su gira un estilista personal que reside en Nueva York para que viniera a España a cortarle el pelo o de lo contrario ardería Troya.

RIVALIDAD

Latino pudo conocer entre bambalinas que Romeo rivaliza permanentemente con sus demás compañeros. Que a pesar de que quieren mostrar una normalidad dentro del grupo ésta no existe.

Minutos antes de partir a la discoteca donde se presentaban en Madrid, Lenny Santos, el guitarrista y quien es otro de los líderes de la agrupación, tuvo la consideración de hablar con este medio y soltó como una losa pesada lo que todo el mundo escucha en el interior de la banda, y es que después de su próximo disco, que saldrá en el 2008, Anthony Santos se marcha de Aventura.

“Creemos que cada uno quiere seguir su camino y nadie se va a interponer. Todos en la vida tenemos que dejar nuestra casa y quizás eso ocurra pronto”.

El músico declaró que es cierto que están en tensión con su discográfica porque ésta nunca los ha apoyado. “Aventura es lo que es por nosotros mismos”, declaró.

Señaló además que han vendido más de tres millones de copias y que gracias a su constancia Aventura siempre perdurará en el recuerdo de todos así cada uno tome su camino.

Lenny no quiso hablar de la actitud de su primo hacia los medios. Sólo se remitió a decir con una sonrisa sarcástica que él es así. “Ya lo conocemos”.

Según una fuente de entero crédito, Tommy Mottola, el que fuera el rey de Sony Music y actual marido de Thalía, dirigiría la carrera de Anthony Santos como solista. Al parecer sólo están esperando cumplir el contrato con su actual discográfica para que éste vuele del nido. Otra información que no fue desmentida es que a la salida de Romeo, el que lo reemplazaría sería Henry Santos Meter, actual corista y compositor de la banda.

EN LA DISCOTECA

El concierto de Aventura fue anunciado a las 11:30 de la noche, pero arrancó a las 3:15 de la mañana de un martes laboral. Desde las 10:00 de la noche cientos de jóvenes esperaron pacientemente la apertura de puertas para después vivir un vía crucis dentro de la discoteca, la cual fue distribuida de forma arbitraria para satisfacción de los que pagaron 80 y 100 euros, pero para perjuicio de aquellos que abonaron 40. “Todo un despropósito para ver un grupo que no respeta a su público. Lo peor es que a los organizadores les da igual todo. No importa si la gente se empuja, si está mal. Aquí lo que interesa es llenarse los bolsillos”, dijo Ricardo Sarmiento, un amante de la música bachata, quien fue con toda su familia para ver a los Aventura.

“Estoy decepcionado. Pagar tanto dinero por tanta mediocridad no se justifica”, añadió Sarmiento, quien dijo que vino a verlos porque su hija es fans de estos músicos, “pero te juro que no volverá a ocurrir. Soy español y no estoy en contra de lo latino, pero este tipo de espectáculos que empiezan a altas horas de la madrugada y en el que el público no puede ver ni siquiera al artista no se justifica”.

Otra persona que arremetió contra la organización fue María Revolledo. “Me mataron las ilusiones estos señores que se hacen llamar empresarios. No son 10 y tampoco 20 euros, estamos hablando de 80 euros para ver a unos músicos que de corazón no valen la pena. Cantan bonito, eso sí, pero es mejor escucharlos en la radio porque contribuir a que te traten peor que a un animal no merece la pena. Es la última vez que apuesto por ellos”.

Terminado el directo, que duró hora y media, la banda salió como alma que lleva el diablo de la sala Heineken. Abordaron una furgoneta de color blanco, y se dirigieron a un hotel de la Gran VíaDe esta forma sepultaban una de las noches más tortuosas y desventuradas de su público.

Powered by eSnips.com


Source Website: latinomadrid.com
ALL PICTURES / FOTOS