<< BACK TO RESULTS

Related Tags: santo domingo,

Miles bailaron y gozaron en el malecón de Santo Domingo hasta salir el sol



El público recibió el año nuevo a ritmo de Los Rosario, Rubby Pérez, Yoskar Sarante, Sexappeal, Fernando Villalona, Joe Veras y Héctor Acosta, en el Roncierto ofrecido en el parque Eugenio María de Hostos

El Roncierto Brugal 2008 fue una vez más la mejor excusa para que miles de dominicanos y extranjeros esperaran el nuevo año bailando hasta la madrugada en el Malecón de Santo Domingo.

El público comenzó a llegar desde las 8:00 de la noche,  por las diferentes vías de acceso que hay hacia el parque Eugenio María de Hostos, donde la firma licorera, por octavo año consecutivo,  esperaba para ofrecer al pueblo de forma gratuita un concierto con seis de los principales intérpretes criollos del merengue, la bachata y la salsa.

Los Hermanos Rosario, Rubby Pérez, Yoskar Sarante, Sexappel, Fernando Villalona, Joe Veras y Héctor Acosta (El Torito),  interpretaron lo mejor de sus repertorios a los miles de espectadores que  estuvieron frente a la gigantesca tarima hasta ver salir el primer sol del 2008, que se asomaba por el mar Caribe, con la animación de Brenda Sánchez y Miguel Ortega.

La larga jornada musical fue iniciada por  Los Rosario a las 10:00 de la noche con “En estas navidades”, “La cleptómana”, “Me voy pa’l pueblo”y “Morena ven”. Luego dio paso a su hijo Rafely y su “Camisa negra”, mientras Rafa regresaba con su reciente “Alo”, y el legendario “Lápiz”, para terminar poniendo al público a que se “rompa la cintura”.

Tras la cuenta regresiva a las 11:59 de la noche del lunes 31 de diciembre, seguido por el ensordecedor sonido de los fuegos artificiales que iluminaban  el cielo de múltiples formas y colores, en medio de felicitaciones y abrazos, arrancó Rubby Pérez, quien puso a todos a gozar con su clásico “¡arriba las manos…, arriba las manos…!, ¡seguimos  nooooo!” Antes había logrado mantener el ánimo con temas como “Tú vas a volar”, “Hipocresía”, “Tonto corazón”, “Jarro pichao”; luego siguió con el éxito del 2006 “Perro ajeno”, para finalizar con el recordado tema de Chiquitete “Volveré”.

Próximo a la 1:00 de la madrugada subió Yoskar Sarante, cantando las bachatas con que le vino la popularidad y la fama: “Llora alma mía”,  “Guitarra” (de David Dalí), “Perdido”, “El amor es libre” y “Ay amor”  entre otros. Pero su punto máximo llegó cuando llamó al Mayimbú y lo puso a cantar un merengue,  y luego a interactuar con el público, logrando la más alta empatía de todos los artistas que participaron.

El éxito “No te irás” y su más reciente “Mal o bien”, sumado a “Meneando la cola”, y “Te digo adiós”, fueron las principales cartas de presentación de Sexappeal, una vez en tarima pasadas las 2:00 de la madrugada.  Si bien esta fue  la banda que mejor se escuchó en la noche, no menos cierto que  la suya fue la participación menos coreada y la reacción más fría del público.

Fernando Villalona subió a escena cerca de las 3:30 para intentar hacer con su voz lo que en el pasado lograba en grandes espectáculos, y lo logró con creces.  Entonó con la voz del verdadero Mayimbe, el cantor de pueblo. Así arrancó notas a “Dulcinea”, bailó a ritmo de “Tabaco y ron”, y “Me ha dejado solo”, antes de decir que “este país se merece la bendición de Dios en el 2008 porque es el único que tiene una Biblia en su escudo”. Siguió con “María morena”, y un par de baladas hechas como en sus mejores tiempos. “Déjate querer”, “Música latina”, “Dominicano soy” y su más reciente éxito “El sol de tu mirada”, conocido como “El bororó”, permitieron que el Mayimbe arrebatara aplausos a la multitud como en los días en que su carisma hacía que lo adoran hasta los niños.

El bachatero Joe Veras, llegó con su clásica timidez a las 4:55 con éxitos “La travesía” y “Mala costumbre”.  Luego de pedir que lo feliciten por el año nuevo, recibió el coro al unísono con temas como “El hombre de tu vida”, “Que se mueran de envidia”, “inténtalo tú”, “En el amor” y “Chiquita chiquita mía”, dejando a todos con las ganas de seguir disfrutando su estilo romántico.

Con pocos minutos para las 6:00, los animadores anunciaron a la estrella del Roncierto:  Héctor Acosta, quien fue recibido eufóricamente por las miles de personas que se negaban a irse a acostar.

Y es que El Torito logró, cual si fuera el inicio del Roncierto, poner a la gente a cantar, brincar y exigir más temas cuando llegó al final de espectáculo. “Cómo me curo” y “El mujerón”, antecedieron a las bachatas “El anillo”, “Perdóname la vida” y “Uno quiere pa’que lo quieran”. Luego el nativo de Bonao se agarró de “Parrandera”, para entretener al público con estribillos a favor de los equipos Tigres y Águilas, juego en que agotó largos minutos hasta terminar su actuación, dejando a los espectadores parados frente a la tarima en espera de más merengues o bachatas que nunca llegaron.

 


Source Website: hoy.com.do
ALL PICTURES / FOTOS